Páginas vistas en total

viernes, 19 de abril de 2013

Marcar la diferencia , parte del éxito

Marcar la diferencia es parte del éxito y de la supervivencia  en los tiempos que corren , son muchas las empresas que tratan de ponerlo en práctica .

Lo vamos viendo cada  día en diferentes ámbitos , una de las empresas que me ha llamado poderosamente la atención ha sido la firma Carrefour que viendo lo que se le estaba viniendo encima ha decidido dar un brusco giro de timón y empeñarse a darle a su empresa un lavado de cara , no sé si os habréis fijado han ampliado pasillos , cambiado la forma de cobro con el fin de agilizar las interminables colas , han cambiado los carteles , los han puesto de color negro y se ha especializado en cada una de las materias que vende , la zona de quesos es enorme , la charcutería , pescadería etc ha sufrido un giro de 190 grados así como la sección de vinos y licores , días atrás por poner un ejemplo llegue a contar más de veinte firmas diferentes de ginebra desde la más básica y económica a la más selecta y cara  , se ve de lejos que tratan de diferenciarse del Mercadona Lidl Aldi etc dado que no puede competir por precio lo hace con la calidad , Carrefour pareciera más un club del gourmet gigante más que el super de los Sábados .

Otro cambio sustancial que vengo observando , son las operadoras que te atienden cuando tienes un problema , se desviven por ser amables por darte una solución (que profesionales nos hemos vuelto todos de golpe)  al final de cada conversación hasta te hacen una encuesta para saber el grado de satisfacción con los conocimientos y la simpatía de la operadora de turno .

No es una queja ni mucho menos , ojala hubiera sido así siempre, me alegra ver que al menos quedan  empresas que apuestan por sacar la cabeza e invertir en presente y futuro .
Entonces , si la solución es tan fácil, ¿Por que las pequeñas empresas no tratamos de hacer lo mismo? , simplemente tenemos miedo a lo desconocido , si nos aseguraran que la supervivencia y el éxito nos terminará visitando , no dudaríamos en marcar esas diferencias ,
Lo estamos viviendo cada día , nuestros fabricantes se están esmerando cada día más a la hora de hacer los diseños para los uniformes de trabajo , años atrás no hubiéramos ni soñado con este tipo de ropa laboral . Un simple restaurante italiano o pizzería con un poquito de gusto y con voluntad de invertir en futuro puede uniformar de forma homogénea a todo su personal según puesto de trabajo y rango .


El mayor problema con el que nos encontramos es hacerle ver al cliente que la salida es fácil aunque laboriosa , pero que si quiere realmente ir ganando puntos y fidelizar su clientela debe sumar y no restar y para ello es importante cada uno de los factores que implican dar sensación de profesionalidad , uno puede hacer los mejores espagueti a la carbonara del mundo, pero además debe tener unas instalaciones a juego decoradas a tal efecto y por encima de todo uniformar su personal acorde con lo que vende .

Si , si ya se , claro vendemos uniformes , es normal que yo diga esto , pero , ¿Acaso no es cierto?

Nos acordamos de tener la Coca cola porque el cliente lo pide añadimos el Lambrusco porque es el vino más rentable que hay y el que más toma la chavalería incluimos en ciertos casos hasta una sección de hamburguesas para aquellos que no son amantes a los hidratos de carbono y rizando el rizo colocamos al pizzero tras una mampara de cristal trabajando , llevando este, a los cielos las masa de pizza en cada giro , todo ello con el fin de llamar la atención , pero luego al camarero que va por la sala de arriba abajo cien veces por día , siendo el más observado de la estancia  por  la clientela, en el mejor de los casos va con pantalón negro traído de casa unos zapatos dudosamente estéticos y una camisa blanca con pajarita negra y en el peor de los casos cada uno viste como quiere y para colmo de males , va con la camisa por fuera del pantalón … Ojo que nadie se ofenda , no personalizo en nadie que nadie se de por aludido , simplemente hago una observación de lo que en ocasiones veo  , mi intención simplemente es dar un toque de atención a la par que hacer mi trabajo.


Cuantos de nosotros con veinte años no hemos invitado a cenar una chica , por lo general nuestro presupuesto era bajo y nos íbamos a un italiano popular con el fin de no tener que salir corriendo y poder abonar la cuenta sin mayores complicaciones , recuerdo que nuestro primer pensamiento era tratar de impresionar a la chica y de seguro que yo al menos hubiera tratado que el restaurante en si diera la mejor apariencia posible y esto pasa también por dar una sensación de homogeneidad de estructura con un personal bien uniformado de forma original y elegante ya tenemos el 50% del éxito asegurado.
La crisis nos ha hecho a todos recortar tanto que en breve en una marisquería sólo habrá mejillones  , pienso que le estamos haciendo un flaco favor a nuestros negocios y a nuestra salud , es momento ahora y más que nunca tratar de marcar la diferencia de nuestra competencia .

Puede que estemos equivocados , en Epiformes.com al menos trabajamos así cada día


Un saludo a todos:
Gerente de Epiformes.com
Ver la categoría de ropa laboral de restaurantes italianos
Publicado en: Epiformes.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario